Información de salud


Información sobre los pólipos nasales

Vista frontal de una cara en la que se ven los senos paranasales con pólipos.

Los pólipos nasales son crecimientos blandos y anormales en la nariz o en los senos paranasales. Son bulbos hinchados de tejido inflamado que están a lo largo del revestimiento de la nariz. Los pólipos nasales son bastante comunes, especialmente, a medida que uno va envejeciendo.

¿De qué modo los pólipos afectan los senos paranasales y la cavidad nasal?

Los senos paranasales son un grupo de espacios llenos aire formados por los huesos de la cara. Se conectan con la cavidad nasal. Es el espacio grande que está detrás de la nariz. Normalmente, todos estos espacios están bastante abiertos y el aire circula libremente. Pero los pólipos nasales pueden crecer y bloquear el espacio. Eso puede hacer que le resulte difícil respirar por la nariz.

Los pólipos nasales se producen debido a una rinosinusitis continua (crónica). Es una afección en la cual la cavidad nasal y los senos paranasales están inflamados durante más de 12 semanas. Pero no todas las personas que presentan esta afección tendrán pólipos nasales.

Causas de los pólipos nasales

Los investigadores aún están aprendiendo cuáles son las causas de los pólipos nasales. La inflamación del tejido nasal es parte de la causa. Los pólipos nasales son más comunes en las personas que tienen afecciones como las siguientes:

  • Asma

  • Sensibilidad a la aspirina

  • Infecciones por rinosinusitis crónica

  • Fibrosis quística

  • Fiebre del heno (rinitis alérgica)

Hay ciertos genes que también pueden hacer que crezcan los pólipos nasales. Eso incluye los genes que desempeñan un papel importante en el sistema inmunitario y en la respuesta a la inflamación. Puede que tenga más probabilidades de desarrollar pólipos nasales si otros integrantes de su familia los han tenido.

Síntomas de los pólipos nasales

Es posible que se sienta como si tuviese un resfriado durante meses o incluso más tiempo. Algunos de sus síntomas pueden deberse a los pólipos nasales. Otros pueden deberse a la rinosinusitis crónica que le provocó los pólipos.

Los síntomas más comunes de los pólipos nasales incluyen los siguientes:

  • Nariz tapada (congestión nasal)

  • Goteo nasal

  • Sensación de presión en los senos paranasales, pero por lo general sin dolor

  • Goteo posnasal

  • Menor sentido del olfato

  • Sensación de tener la nariz tapada y necesidad de respirar por la boca

Diagnóstico de los pólipos nasales

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus síntomas y sus antecedentes de salud. Observará dentro de la nariz con un instrumento con luz. Los pólipos pueden verse con este examen simple. Es posible que su proveedor de atención médica lo derive a un médico especialista en nariz, garganta y oídos (otorrinolaringólogo).

Su proveedor de atención médica podría necesitar más información sobre los senos paranasales y la cavidad nasal. Quizás quiera diagnosticar el desencadenante de los pólipos; por ejemplo, una alergia. Tal vez necesite realizarse algunos estudios, como los siguientes:

  • Endoscopia nasal. Sirve para ver más de cerca el interior de la nariz y los senos paranasales. Esto se hace con un tubo delgado y flexible con luz y cámara en la punta. Se lo insertarán en la nariz para tener una vista detallada de los pólipos.

  • Tomografía computarizada. Esta prueba por imágenes se hace si el diagnóstico no es claro. Los rayos X pasan por la nariz para crear imágenes que se procesarán por computadora.

  • Resonancia magnética. Esta prueba por imágenes se puede hacer si es necesario. Emplea imanes fuertes para crear una imagen de los tejidos del interior del cuerpo.

  • Pruebas de alergia. Se hace para diagnosticar las alergias.

  • Otras pruebas. Pueden hacerse pruebas para evaluar el flujo de aire dentro de la cavidad nasal.

  • Biopsia de los pólipos. Si es necesario, se hace para descartar que se trate de cáncer. Le extraerán un pólipo o un pequeño trozo de un pólipo y lo analizarán para ver si tiene células cancerosas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell