Información de salud


¿Qué es el síncope vasovagal?

Es un desmayo causado por una reacción compleja de nervios y vasos sanguíneos del cuerpo. Se debe a un reflejo anormal del cuerpo que en ocasiones se denomina síncope neurocardiogénico. Es la causa más común de desmayo. Al contrario de lo que ocurre con otras causas de desmayo, no es un signo de un problema del corazón ni del cerebro.

Cómo se pronuncia

sín-co-pe

va-so-va-gal

¿Cómo se presenta el síncope vasovagal?

Usted tiene muchos nervios que se conectan con el corazón y los vasos sanguíneos. Estos nervios ayudan a controlar la velocidad y la fuerza de los latidos, regulan la presión arterial y controlan el grado de apertura o cierre de los vasos sanguíneos.

Usualmente estos nervios se coordinan para que siempre llegue suficiente sangre al cerebro. En ciertos casos, estos nervios pueden enviar una señal equivocada o responder lentamente a la información que reciben de todo el cuerpo. Esto puede provocar que los vasos sanguíneos se abran ampliamente o que se estrechen más de lo necesario. Al mismo tiempo, puede que los latidos se desaceleren. La sangre puede comenzar a acumularse en las piernas y, probablemente, no llegue una cantidad suficiente al cerebro. Si ocurre esto, es posible que pierda el conocimiento por un tiempo corto. Cuando se recuesta o se cae, vuelve la circulación de sangre al cerebro.

¿Cuáles son las causas del síncope vasovagal?

Existen muchos desencadenantes que causan el síncope vasovagal, por ejemplo los siguientes:

  • Permanecer de pie por períodos largos

  • Calor excesivo

  • Emociones fuertes, como el miedo

  • Dolor fuerte

  • Ver sangre o una aguja

  • Hacer ejercicio por mucho tiempo

Los adultos mayores tienen más desencadenantes, como los siguientes:

  • Orinar

  • Tragar

  • Toser

  • Evacuar los intestinos

Síntomas del síncope vasovagal

El desmayo es el síntoma principal del síncope vasovagal. Es posible que tenga síntomas antes de desmayarse, como los siguientes:

  • Náuseas

  • Sensación de sofoco

  • Rostro pálido

  • Palmas sudorosas

  • Sensación de mareo

  • Visión borrosa

Si se recuesta y levanta las piernas ante la primera señal de estos síntomas, generalmente podrá prevenir el desmayo. Sin embargo, no todas las personas notan los síntomas antes de desmayarse.

Cuando una persona sí llega a desmayarse, el recostarse devuelve la circulación al cerebro. Se debería recuperar el conocimiento bastante rápido. Es posible que no se sienta normal por un rato después del desmayo. Podría sentirse deprimido o cansado por un tiempo corto. Quizás hasta sienta náuseas y vomite.

Algunas personas tienen solamente uno o dos episodios de síncope vasovagal en toda su vida. En cambio, otras los tienen con más frecuencia y sin señales de advertencia.

¿Cómo se diagnostica del síncope vasovagal?

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre su historia clínica (antecedentes de salud) y sus síntomas. También le realizará un examen físico. Es posible que le midan la presión arterial mientras está acostado, sentado y de pie. Es probable que también le realicen un electrocardiograma (ECG), que es un examen simple que registra el ritmo cardíaco.

Es posible que le hagan pruebas para detectar otras causas probables de los desmayos. Tal vez le realicen otros exámenes como los siguientes:

  • Monitoreo de electrocardiograma continuo portátil para observar el ritmo cardíaco a lo largo de cierto tiempo, por ejemplo con un monitor de episodios o un Holter.

  • Ecocardiograma para observar el flujo de la sangre en el corazón y el movimiento del corazón

  • Ergometría para ver cómo funciona el corazón durante la actividad física

  • Análisis de sangre para evaluar si hay signos de enfermedad

Si estas pruebas dan resultados normales, es posible que le realicen la prueba de la camilla basculante. Para esta prueba, deberá recostarse en una plataforma con correas a su alrededor para evitar que se lesione. Se le miden la frecuencia cardíaca y la presión arterial mientras está acostado. Luego la plataforma se pone en posición vertical. Se le miden de nuevo la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Si tiene un síncope vasovagal, es posible que se desmaye durante el movimiento para colocar la camilla en forma vertical. A veces se usan medicamentos que aumentan la frecuencia cardíaca y la fuerza de las contracciones del corazón o que disminuyen la presión arterial a fin de intentar provocarle un síncope.

Hay muchas causas de un síncope. Algunas de estas no son peligrosas. En las personas mayores, un síncope sin causa aparente puede ser una señal de infección grave o de un ataque cardíaco. Llame al 911 o busque atención médica de inmediato para que lo evalúen, en especial si el síncope estuvo acompañado de una caída y una lesión. No debe conducir usted mismo al hospital o a la sala de emergencias luego de un síncope por motivos de seguridad para usted y para otros conductores y pasajeros. Pídale a alguien que lo lleve. Es posible que su proveedor le indique que no conduzca hasta que se comprenda mejor la causa del síncope y se asegure de que el síncope no se ha vuelto crónico o es impredecible.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell