Información relacionada


Cómo entender la respuesta al dolor

El dolor es importante, ya que puede retardar la recuperación y evitar que usted se mantenga activo. Es posible que tenga dolor agudo o crónico. Ambos tipos de dolor responden bien al tratamiento. Colabore con el profesional de atención médica. Juntos pueden encontrar la manera de aliviarlo.

Tipos de dolor

El dolor agudo es consecuencia de un problema de salud o de una lesión. Suele desaparecer al ser tratado. Puede tener dolor por lo siguiente:

  • Una enfermedad o una lesión que necesitan atención médica de emergencia.

  • Después de una operación quirúrgica, como por ejemplo cirugía cardíaca.

  • Durante el nacimiento de su hijo o después.

Dolor crónico, que dura más de 3 meses. Puede deberse a un problema médico o una lesión, como la artritis o una lesión en el hombro. El dolor crónico también puede existir sin una causa evidente.

Su percepción del dolor

El dolor es un fenómeno complejo que involucra muchas de las sustancias químicas presentes naturalmente en la médula espinal y el cerebro. Todas las señales de dolor se desplazan hacia el cerebro. El cerebro reenvía señales para proteger el cuerpo. También produce sus propios analgésicos (endorfinas) que pueden ayudar a reducir el dolor.

Contorno de una figura humana donde pueden verse el cerebro y la médula espinal. Las flechas indican señales de dolor que se transmiten hacia y desde el cerebro.

  1. El dolor comienza en una o más partes del cuerpo. En algunos casos, el lugar del dolor está alejado de su fuente.

  2. Las señales de dolor se desplazan a través de los nervios y ascienden por la médula espinal.

  3. El cerebro lee las señales y las interpreta como dolor. Se liberan sustancias naturales para aliviarlo.

  4. La sensación de dolor puede, así, aliviarse.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell