Información relacionada


Instrucciones para el alta: cómo usar las plumas de inyección

Pluma de insulina.

Su proveedor de atención médica le ha indicado un medicamento que puede aplicarse usted mismo con una pluma de inyección. La insulina es un medicamento que se administra comúnmente con una pluma de inyección. Otros medicamentos también pueden inyectarse con una pluma, como la hormona de crecimiento. Las plumas de inyección son famosas porque son fáciles de usar. Además, a muchas personas les gusta cómo lucen las plumas en comparación con las jeringas convencionales.

Las plumas de inyección pueden ser descartables o reutilizables:

  • Las plumas descartables ya vienen precargadas con una determinada cantidad de medicamento. Algunas plumas descartables solo tienen suficiente medicamento para una dosis. Si su pluma tiene solo una dosis, deséchela después de inyectarse. Otros tipos de plumas descartables pueden tener suficiente medicamento para varias dosis. Si tiene una de estas plumas, no deberá desecharla hasta que esté vacía.

  • Si tiene una pluma reutilizable, deberá reemplazar el cartucho de medicamento cuando esté vacío.

En ambos tipos de plumas se utiliza una aguja especial que se enrosca en la punta de la pluma antes de cada inyección. Las agujas para pluma vienen de diferentes longitudes y grosores. Siempre tire las agujas inmediatamente después de usarlas. Nunca vuelva a utilizar las agujas.

Aguja estándar: Normalmente, esta aguja tiene una tapa exterior y una tapa interior removibles. Ambas tapas deben quitarse antes de la inyección.

Aguja de seguridad: Esta aguja tiene una tapa exterior removible, pero la tapa interior forma un protector de seguridad no removible. El protector se retrae y expone la aguja, mientras el inyector ejerce presión en el sitio de inyección.

Cuando obtenga una nueva caja de agujas, siempre controle el tipo de aguja. Es posible que sea diferente al que está acostumbrado. Si no está seguro de qué tipo de agujas tiene, consulte con su proveedor de atención médica.

Paso 1. Reúna sus materiales.

  • Almohadillas con alcohol

  • Pluma para inyectar

  • Aguja para pluma

  • Cartucho, si la pluma es reutilizable

  • Recipiente especial para desechar las agujas usadas y las plumas descartables (recipiente para objetos cortopunzantes). Puede comprar el recipiente en una farmacia o en una tienda de insumos médicos. También se puede utilizar una botella vacía de detergente, o cualquier otro envase a prueba de perforaciones con tapa.

Paso 2. Prepare la pluma.

Cada pluma viene con sus propias instrucciones especiales. Lea las instrucciones de su pluma. Analice las instrucciones con su equipo de cuidado de la diabetes o educador en diabetes antes de inyectar insulina. En general, esto es lo que debe hacer:

  • Lávese las manos con agua y jabón, o límpielas con desinfectante a base de alcohol para manos.

  • Quite la tapa de la pluma.

  • Revise el medicamento. Asegúrese de que sea el que le indicó el proveedor. Controle que no esté vencido. También controle que no esté decolorado, congelado o grumoso. Si considera que el aspecto del medicamento no es el indicado, no lo use. Obtenga un nuevo cartucho o pluma descartable. Nunca comparta las plumas para inyección o los cartuchos de medicamentos.

  • Algunos medicamentos deben mezclarse. Para hacerlo, puede hacer girar la pluma entre las palmas de la mano unas 20 veces. También puede inclinar la pluma hacia adelante y hacia atrás.

  • Limpie la punta de la pluma con una almohadilla con alcohol.

  • Enrosque la aguja en la pluma. Lea las instrucciones de su pluma. Estas le indicarán los pasos para colocar una aguja.

  • Quítele la tapa a la aguja. Si usa una aguja estándar, deberá quitar la tapa externa e interna.

Paso 3. Prepare la pluma y seleccione la dosis.

Prepare la pluma y, para asegurarse de que funciona, acciónela en el aire antes de inyectar el medicamento. Luego seleccione la dosis.

  • Seleccione 2 o 3 unidades de medicamento en la pluma.

  • Sostenga la pluma con la aguja apuntando hacia arriba en el aire

  • y dele unos golpecitos. Esto se realiza para asegurarse de que cualquier burbuja del cartucho flote hasta la superficie.

  • Presione con firmeza el botón inyector de la pluma. Esto hará que el medicamento salga al aire. Usted verá que salen un par de gotas del medicamento por la aguja. Si no sale nada, intente presionando nuevamente en el aire. Si el medicamento sigue sin salir después de un segundo intento, es posible que la pluma tenga poco medicamento o que la aguja no se haya colocado de forma correcta. Lea las sugerencias de solución de problemas en las instrucciones de su pluma.

  • Seleccione la dosis. Marque en la pluma la cantidad de medicamento que se debe administrar. Al girar el marcador, debería escuchar un “clic”. Ahora la pluma está lista para ser utilizada.

Paso 4. Inyecte el medicamento.

  • Elija el sitio de la inyección. Los sitios más comunes para colocar la inyección son el abdomen, la parte superior de los brazos, los muslos y los glúteos. No elija sitios que estén cerca de un lunar o una cicatriz. Asegúrese de que los sitios se encuentren al menos a 2 pulgadas del ombligo.

  • Asegúrese de que el sitio esté limpio. Límpielo con una almohadilla con alcohol. Déjelo secar.

  • Pellizque un pliegue de piel alrededor del sitio que eligió. Sosténgalo firmemente con una mano.

  • Con la otra mano, sostenga la pluma de inyección como si fuera una lapicera.

  • Introduzca la aguja en la piel de la zona que está pellizcando. Los adultos y niños delgados quizás deban inyectar la aguja de manera tal que haga un ligero ángulo. Su proveedor de atención médica le mostrará la forma que sea mejor para usted.

  • Asegúrese de que la aguja ingrese completamente en el tejido adiposo debajo de la piel.

  • Presione el botón inyector de la pluma. A menos que reciba una dosis muy pequeña, la inyección debería tomar un par de segundos. Es posible que tenga que mantener la pluma colocada entre 5 y 10 segundos antes de retirarla. Esto dependerá de la pluma que esté usando. Siga cuidadosamente las instrucciones que trajo su pluma. O bien siga las recomendaciones de su equipo de cuidado de la diabetes o educador en diabetes.

  • Suelte el pliegue de piel y retire la aguja de la piel.

Paso 5. Después de la inyección

  • Si reutilizará la pluma, desenrosque quite la aguja para quitarla.

  • Coloque la aguja usada o la pluma vacía descartable en el recipiente para objetos cortopunzantes. Asegúrese de que la aguja apunte hacia abajo. Nunca coloque los dedos en el recipiente.

  • Conozca como desechar de forma segura su recipiente para objetos cortopunzantes cuando esté lleno. Ingrese a SafeNeedleDisposal.org o hable con su proveedor de atención médica para obtener información sobre cómo desecharlo de forma segura.

Visitas de control

Asista a los controles con su proveedor de atención médica o haga lo que este le haya indicado.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Problemas que le impiden colocarse la inyección

  • Sangrado en el sitio de la inyección durante más de 10 minutos

  • Dolor en el sitio de la inyección que no desaparece

  • Inyección accidental o de forma incorrecta, como por ejemplo:

    • Inyección del medicamento en una zona equivocada

    • Inyección de demasiado medicamento

  • Sarpullido en el sitio de inyección

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más, o según le indique su proveedor de atención médica

  • Enrojecimiento, calor, inflamación o secreción del sitio de la inyección

  • Signos de una reacción alérgica. Estos incluyen dificultad para respirar, urticaria o sarpullido.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell