Información relacionada


Métodos para aliviar el dolor en los trastornos temporomandibulares (TTM)

Le han diagnosticado trastorno temporomandibular (TTM). Este término describe un grupo de problemas relacionados con la articulación temporomandibular (ATM) y los músculos de la mandíbula asociados. La articulación temporomandibular está situada en el punto de unión de los maxilares superior e inferior. El trastorno temporomandibular puede causar síntomas dolorosos y molestos. Como parte de su tratamiento, su proveedor de atención médica puede recomendarle varios métodos para aliviar el dolor. Por ejemplo, medicamentos y ciertos tipos de tratamientos, como los masajes o ejercicios suaves.

Uso de medicamentos

Una mujer conversando con el farmacéutico sobre los medicamentos.

Pueden recetarle medicamentos para tratar el trastorno temporomandibular. También hay medicamentos disponibles de venta libre. El tipo de medicamentos y la dosis que le recomienden dependerán del tipo de problema que usted tenga. Para su seguridad, informe a su proveedor de atención médica si actualmente usa algún medicamento, vitaminas, hierbas o suplementos. Algunos de los medicamentos indicados normalmente para el tratamiento del trastorno temporomandibular:

  • Antinflamatorios y analgésicos. Tratan el dolor, la inflamación, la osteoartritis y la artritis reumatoide. Los antinflamatorios reducen la hinchazón, el calor, el enrojecimiento y el dolor. Además, ayudan a restablecer el funcionamiento. Los analgésicos reducen el dolor. Los antinflamatorios no esteroides (AINE) alivian la inflamación y el dolor.

  • Relajantes musculares. Tratan el dolor miofascial, que afecta los tejidos blandos o los músculos que rodean la articulación temporomandibular. Estos relajantes ayudan a aliviar la tensión muscular, de modo que se reduce la presión que los músculos de la mandíbula ejercen en la articulación temporomandibular.

  • Antidepresivos. Se pueden usar para reducir el dolor o el rechinamiento de los dientes (bruxismo). En dosis más elevadas, estos medicamentos están indicados para tratar la depresión. En dosis bajas, los antidepresivos pueden ayudar a aliviar los síntomas del trastorno temporomandibular. Pueden reducir el dolor muscular. También aumentan el nivel de serotonina, una sustancia química del cuerpo que mejora el sueño. Dormir mejor a su vez puede disminuir el rechinamiento de los dientes durante la noche.

Tratamiento de músculos adoloridos

Un punto de estimulación es un lugar doloroso en un músculo tenso. A menudo resulta doloroso al tacto y puede producir dolor en otros lugares. Su proveedor de atención médica puede concentrarse en los puntos de estimulación por los siguientes medios:

  • Masaje. Puede hacerlo dentro de la boca o afuera. Relaja los músculos y mejora la circulación.

  • Palpación. Se aplica presión con los dedos en ciertos puntos de la mandíbula y de la cara.

  • Aerosol frío y estiramiento de los músculos. Se hace para relajar los músculos.

  • Anestésico. Puede aliviar el dolor. El dentista puede administrarlo con una inyección.

Tratamiento de la articulación

El tratamiento puede concentrarse directamente en la articulación temporomandibular. Existen diversas maneras de tratar esta articulación:

  • Programa de cuidado personal. Lo ayudará a tratar y controlar los síntomas usted mismo. El programa puede incluir ejercicios. También puede incluir el uso de hielo y calor para aliviar el dolor.

  • Manipulación suave. Reduce el dolor y restablece la amplitud de movimiento. El proveedor de atención médica utiliza las manos para relajar los músculos y los ligamentos que rodean la articulación.

  • EjerciciosFortalecen los músculos de la mandíbula y de la cara.

  • Ecografía. Se utilizan ondas sonoras para reducir el dolor y la hinchazón. También alivia el dolor y la hinchazón.

Tratamiento de la inflamación

Cuando la articulación se inflama, el movimiento se vuelve difícil y doloroso. Su proveedor de atención médica puede ayudarlo. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Descanso y ejercicios suaves. Sirven para aumentar la amplitud de movimiento. Un ejercicio común consiste en ejercer presión sobre el maxilar inferior de modo que oponga resistencia al movimiento (ejercicio isométrico).

  • Una compresa fría. Alivia la hinchazón y disminuye el dolor. Puede aplicar una compresa fría durante  10 a 20 minutos. Repita 3 o 4 veces por día. Para hacer una compresa fría, ponga cubos de hielo en una bolsa plástica y ciérrela. Envuelva la bolsa en una toalla o un paño limpio y fino. Nunca aplique hielo ni la compresa fría directamente sobre la piel.

  • Masajes y manipulación suave.  Tal como se describió anteriormente.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Powered by Krames Patient Education - A Product of StayWell